Escuela de Ciencias del Lenguaje


Recuperando Experiencias

Los egresados del Programa tendrán como función principal traducir al idioma castellano, y de este a la LSC, las comunicaciones que deben realizar las personas sordas con las personas oyentes, o la traducción a los sistemas especiales de la comunicación utilizados por los sordociegos, según lo estipulado en el Decreto 2369 de 1997, del Ministerio de Educación Nacional. Además de las áreas informales, los egresados serán llamados a intervenir en áreas especializadas –jurídico, médico y educativo– de la vida social y profesional de los sujetos sordos.

El intérprete egresado de la Tecnología en Interpretación para Sordos y Sordociegos Sordociegos podrá ejercer su actividad en instituciones gubernamentales y no gubernamentales del orden municipal, departamental o nacional de los sectores del desarrollo educativo, laboral, cultural, deportivo, recreativo, jurídico, de la salud, protección y bienestar social, vivienda y desarrollo territorial, así como medios masivos de comunicación. aquí nos darán a conocer cómo fue su paso en el campo de su formación académica y laboral.

David Fernando Villegas Campo
Mi experiencia como intérprete de lengua de señas colombiana ha sido un camino que he llevado con lucha desde diferentes aspectos tanto personal y profesional, como social y económico. Todas estas suceden conectadas y se fortalecen a medida que voy pisando diferentes entornos sociales de la comunidad sorda y sordociega. Siempre digo que todo toma su tiempo, sin embargo, a veces el tiempo se toma la libertad de tomarse él mismo el tiempo que no le reclamamos por mejorar, ser conscientes, ser nosotros y dar el todo por el todo cuando somos prisioneros de nuestros propios pensamientos”.

 

Brayan Casas
“Hablando ya desde mi experiencia profesional, como intérprete en artes plásticas y en programación, principalmente, he aprendido demasiado, la verdad uno cree que va a trabajar en colegios o contextos muy parecidos el resto de su vida, pero me doy cuenta de todo lo que nos hace falta explorar, empezando por los mismos preconceptos que tenemos de algunas carreras o ámbitos antes de empezar; pues en mi caso particular y con los compañeros que he compartido, las artes plásticas, era uno de esos contextos fáciles y disfrutables, pues pensábamos que solo era práctica, pero al ingresar, nos damos cuenta que mucho más que eso, las artes están inmersas en todo, la filosofía, las ciencias, la medicina, entre mucho más; haciendo que el trabajo mismo rea un reto muy complejo, pero al mismo tiempo satisfactorio, pues, siendo tan dificultoso, creo que nos permite, me ha permitido, mejorar en muchas formas mi interpretar; creo ese es el objetivo que todos buscamos, un reto que nos permita mejorar, hacer cada vez más de lo que sabemos y pensamos que sabemos, exigirnos cada día algo nuevo, es también por eso, que la programación, ha sido una gran experiencia, creo que es un ámbito que nos hace falta investigar, “estandarizar”, formar, aunque hay pocos usuarios en este mundo, es uno que está entrando en auge, así que estar preparados para saber como hacerlo, es una buena herramienta y no entrar a los chanclazos, como me imagino, le ha tocado a varios, me ha tocado a mí”.

 

Gabriela Rizo
“Empezar a recordar el camino que he recorrido durante estos 4 años me llena de nostalgia y de mucho orgullo, un orgullo colectivo por los que a pesar de todas la pruebas pudimos terminar nuestra carrera dolor, por los que en el camino fueron quedando para buscar otros horizontes, mi experiencia se forjó en el Departamento del Cauca, fue muy difícil porque uno suele pensar que su lugar de partida va a ser el Valle, nuestro hogar, pero bien dice el dicho “ nadie es profeta en su propia tierra” así que me di esa oportunidad, y me lance con miedo al abismo, dejando a un lado pensamientos de miedo infundados casi siempre por esos agentes negativos, el Cauca me mostró un lado que las noticias no suele mostrar, sus imponentes montañas, su diversidad en flora y fauna me logran atrapar, recorrí su trochas, sus pueblos, me deje conectar por su gente, su gastronomía y sin pensar ya van 4 años viviendo en un lugar donde no conocía a nadie, y al pasar el tiempo este “pueblito blanco” como lo llamo yo, fue tomando un cariño hacia mí, hacia mi labor. Hoy ya son 4 años y tres meses, donde he reído, llorado, tropezado y puesto de pie y poco a poco me fui ganando el aprecio de una comunidad que al principio se mostró renuente a esta valluna que llegó para dar lo mejor de sí.”

 

Última cohorte de Egresados

La última cohorte de egresados del programa de Tecnología en Interpretación de Sordos y Sordociegos, que iniciaron su proceso académico en el periodo Febrero-Junio de 2013 de puede consultar haciendo click en el siguiente enlace.